En la Sesión Nº 45 del 139º periodo ordinario del día de hoy, se aprobó por unanimidad en el pleno legislativo, el proyecto de ley 22.518/L/17 de autoría de la legisladora María Laura Labat, el cual amplia la competencia de los Juzgados de Control, Niñez, Juventud y Penal Juvenil y Faltas con sede en la ciudad de Rio Tercero, perteneciente a la Décima Circunscripción Judicial, asignándole competencia en materia de violencia familiar. De esta manera, pasarán a denominarse Juzgados de Control, Niñez, Juventud, Penal Juvenil, Violencia Familiar y Faltas.

Fernando Damicelli e Ignacio Massola, presidente y miembro respectivamente del Colegio de Abogados que forma parte de la Federación de Colegios de Abogados de la Provincia de Córdoba;  Nora Gerbaldo, miembro del Consejo de la Magistratura y Ariel Macagno, vocal de la Cámara en lo Civil y Comercial, Familia y Trabajo, habían asistido a la reunión conjunta de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Acuerdos; y Legislación General donde explicaron a los legisladores sobre la importancia de este proyecto y expusieron sus fundamentos.

Como consecuencia de la implementación de políticas públicas, tanto nacionales como provinciales, dirigidas a la prevención y erradicación de la violencia de género y familiar, se ha generado una mayor toma de conciencia y empoderamiento de los derechos de las personas afectadas, lo cual necesariamente repercute en una mayor demanda del servicio de justicia, lo que a su vez obliga su reforzamiento. Las causas en materia de violencia familiar requieren un proceso de análisis integro de la problemática para poder lograr una tutela judicial efectiva y cumplir con los plazos procesales y así satisfacer los requerimientos de los justiciables en forma rápida y eficaz. Además poseen exigencias muy particulares, como por ejemplo la oficiosidad y urgencia en la toma de medidas y el abordaje en general. Por lo expuesto la presente ley propone el traslado de la competencia en materia de violencia familiar hacia los Juzgados de Control, Niñez, Juventud y Penal Juvenil y Faltas, ambos pertenecientes a la Décima Circunscripción Judicial, con objetivo de afianzar la justicia y procurar mayor agilidad en la actual administración de justicia, atendiendo en esta ocasión a fueros de alta injerencia social como lo es la violencia familiar, a través de una adecuación funcional y equitativa de los recursos humanos y materiales disponibles.